El proyecto "El sentido del pan"

"Il senso del Pane" (El sentido del Pan):
los laboratorios de fabricación de hostias en el mundo

Donde

CÁRCEL DE OPERA

El proyecto "El sentido del Pan" nació dentro de la prisión de Opera, en las afueras de Milán.

Image

Al orar y preguntarle a Jesús cómo comunicar Su Presencia real en la Eucaristía a tanta gente, nació la intuición de hacer que las hostias se produzcan por manos de personas que en su pasado habían cometido delitos y se arrepintieron, con la intención de donar las hostias producidas por ellos a los sacerdotes, para que las consagraran.

 

Una paradoja, una forma de comunicar a creyentes y no creyentes  la Misericordia Infinita del Amor Divino.

Este primer laboratorio nació en la cárcel de Opera (Milán) y tres personas reclusas producen desde el 2016 hostias artesanales, que son donadas cada semana a decenas de iglesias en Italia y en el extranjero.

El Santo Padre bendijo el proyecto y consagró las hostias del pequeño laboratorio con motivo del año jubilar, en la Santa Misa en San Pedro.

La dignidad también ha entrado en la cárcel. Cada persona detenida ha aprendido un verdadero oficio y tiene un trabajo reconocido a través de la asunción por parte de la Cooperativa Casa del Espíritu y de las Artes, que colabora en sinergia con los proyectos de la Fundación.

Posteriormente, el proyecto "El sentido del Pan" creció: la nueva idea era que desde el primer taller pudieran nacer nuevos "talleres eucarísticos", incluso en el extranjero.

Y así los internos se convirtieron en "formadores a distancia" y gracias a sus lecciones en video, fue posible comenzar otros talleres en Italia y en varios países del mundo

La posibilidad del renacimiento de cada ser humano parte de la dimensión espiritual y de la dignidad de cada uno en el centro.

En 2016, Año Jubilar, dentro de la Cárcel de Opera y con la colaboración de la Fundación Cariplo, se inició un laboratorio para la producción de hostias que implicó a algunos detenidos condenados por delitos graves. El sentido del pan ya vio en enero de 2016 el Papa Francisco consagrar las hostias preparadas para Obra con ocasión del Jubileo de los Emigrantes. La fuerza y la inmediatez del proyecto, que ve el pan para la celebración eucarística producido por quienes en su pasado han matado pero han seguido un auténtico itinerario de conversión interior y arrepentimiento, ha alentado la adhesión de más de 500 diócesis italianas y extranjeras, congregaciones religiosas, parroquias, monasterios, realidades cristianas y católicas, llevando (hasta la fecha) a la producción de más de cuatro millones de hostias elsentidodelpan.es@gmail.com.

El proyecto "El Sentido del Pan", a través del apoyo de la Fundación Casa del Espíritu y de las Artes, se ha desarrollado en Italia y en el extranjero, en colaboración con asociaciones y realidades que sitúan en el centro la dignidad del ser humano y la unión inseparable entre Cristo y los pobres.

Han nacido nuevos “laboratorios eucarísticos” en Italia y en el mundo, donde siempre son los “Últimos”, los pobres, quienes producen lo que se convertirá en el Cuerpo de Cristo. En Buenos Aires, son los jóvenes que vienen de un pasado de adicciones ; en Pompeya y Belén, personas con discapacidades físicas y mentales; en Etiopía,ex chicos de la calle; en Milán, madres solteras que tienen una historia de gran sufrimiento a sus espaldas; en Barcelona, personas que han cumplido su condena y están siendo ayudadas en su proceso de reinserción social; en Maputo, presos y ex presos, en Sri Lanka, jóvenes viudas y chicas en estado de gran pobreza.

La Fundación Casa del Espíritu y de las Artes se compromete a construir junto a cada persona que trabaja en los laboratorios eucarísticos un proyecto de vida y dignidad para su futuro.

Los artículos que hablan sobre el proyecto "El sentido del Pan":
➡ "Le ostie che nascono dalle mani insanguinate dei detenuti" (Aleteia.org)
➡ "La rinascita è per tutti" (International Family News)

Que puedes hacer

Apoya un proyecto

Ayúdanos a apoyar o crear un nuevo laboratorio para la producción de hostias en el mundo.