El proyecto "El sentido del pan"

Los laboratorios de fabricación de hostias en el mundo

Donde

CÁRCEL DE OPERA

El primer laboratorio espiritual y de producción de hostias, nace en la cárcel de máxima seguridad de Opera, a las puertas de Milán.

Image

Pregando e chiedendo a Gesù come poter comunicare la Sua Presenza reale nell’Eucaristia a tante persone, è nata l’intuizione di far produrre le ostie dalle mani di persone che nel loro passato avessero commesso delitti e si fossero pentiti, con l’intento di donare le ostie da loro prodotte ai sacerdoti, perché le consacrassero.

Un paradosso, un modo per comunicare a credenti e non credenti l’Infinita Misericordia dell’Amore divino.

Nel carcere di Opera (Milano) è nato quindi questo primo laboratorio e tre persone detenute dal 2015 producono ostie artigianalmente. Ostie che vengono donate ogni settimana a decine di chiese in tutta Italia e all’estero.

Il Santo Padre ha benedetto il progetto e consacrato le ostie del piccolo laboratorio in occasione dell'anno Giubilare, nella Santa Messa in San Pietro .

Anche la dignità è entrata in carcere. Ogni persona detenuta ha imparato un vero e proprio mestiere e ha un lavoro riconosciuto attraverso la assunzione di ciascuno da parte della cooperativa Casa dello Spirito e delle Arti che collabora in sinergia con i progetti della Fondazione.

In un secondo tempo il progetto “Il senso del Pane” è cresciuto: l’idea nuova era che dal primo laboratorio potessero nascere, “gemmare” nuovi “laboratori eucaristici” anche all’estero.

E così i detenuti sono diventati “formatori a distanza” e anche grazie alle loro videolezioni, è stato possibile avviare altri laboratori in Italia e in diversi Paesi del mondo.

SRI LANKA
MOZAMBIQUE
ETIOPÍA
POMPEYA
BUENOS AIRES
ALCOY
BELÉN
BARCELLONA
MILÁN
ZAMBIA
PAÍSES BAJOS
FRANJA DE GAZA

La posibilidad del renacimiento de cada ser humano parte de la dimensión espiritual y de la dignidad de cada uno en el centro.

En 2016, Año Jubilar, dentro de la Cárcel de Opera y con la colaboración de la Fundación Cariplo, se inició un laboratorio para la producción de hostias que implicó a algunos detenidos condenados por delitos graves. El sentido del pan ya vio en enero de 2016 el Papa Francisco consagrar las hostias preparadas para Obra con ocasión del Jubileo de los Emigrantes. La fuerza y la inmediatez del proyecto, que ve el pan para la celebración eucarística producido por quienes en su pasado ha matado pero ha seguido un auténtico itinerario de conversión interior y arrepentimiento, ha alentado la adhesión de más de 500 diócesis italianas y extranjeras, congregaciones religiosas, parroquias, monasterios, realidades cristianas y católicas, llevando (hasta la fecha) a la producción de más de cuatro millones de hostias elsentidodelpan.es@gmail.com.

El proyecto "El Sentido del Pan", a través del apoyo de la Fundación Casa del Espíritu y de las Artes, ha brotado en Italia y en el extranjero, en colaboración con asociaciones y realidades que sitúan en el centro la dignidad del ser humano y la unión inseparable entre Cristo y los pobres.

Han nacido nuevos “laboratorios eucarísticos” en Italia y en el mundo, donde siempre son los “últimos”, los pobres, quienes producen lo que se convertirá en el Cuerpo de Cristo. En Buenos Aires, son los jóvenes que vienen de un pasado de adicciones ; en Pompeya y Belén, personas con discapacidades físicas y mentales; en Etiopía,ex chicos de la calle; en Milán, madres solteras que tienen una historia de gran sufrimiento a sus espaldas; en Barcelona personas que han cumplido su condena y están siendo ayudadas en su proceso de reinserción social; en Maputo, presos y ex presos, en Sri Lanka. jóvenes viudas y chicas en estado de gran pobreza.

La Fundación Casa dello Spirito e delle Arti se compromete a construir junto a cada persona que trabaja en los laboratorios eucarísticos un proyecto de vida y dignidad para su futuro.

Que puedes hacer

Apoya un proyecto

Ayúdanos a apoyar o crear un nuevo laboratorio para la producción de hostias en el mundo.