El Proyecto

El Comedor para Las Familias Pobres en Mozambique

El pan que nutre el cuerpo

La miseria sigue siendo maestra en Mozambique, donde mucha gente vive con menos de 2 euros al día, comiendo una sola comida de arroz o harina de mandioca (un tipo de polenta).

Junto con el proyecto del laboratorio de producción de hostias se concibió un proyecto dedicado a las personas más pobres del barrio.

El padre Antonio Perretta de Mozambique crea en sinergia con la Fundación Casa dello Spirito e delle Arti un comedor para familias pobres en Mozambique, que también prevé la distribución de un gasto mensual para cada núcleo familiar para garantizar la alimentación diaria.

El deseo es que la Misericordia de Dios toque no sólo a los ex detenidos que el Padre Perretta sigue, con el apoyo de la Fundación, en la Casa de la Misericordia a través del taller de producción anfitrión, sino también a las familias de la zona, que es extremadamente pobre.

En 2019 se pudieron ayudar 70 familias necesitadas. La Fundación continúa apoyando el proyecto.

Desde 2020, este proyecto ha ayudado a 100 familias. Mucha gente pobre está llamando a las puertas de la Casa de la Misericordia para inscribirse en la lista de beneficiarios del programa de ayuda alimentaria.

Con respecto a la ayuda alimentaria, cabe destacar que los efectos bumerán de la crisis mundial y las opciones vinculadas a la declarada "Fase 3" de la emergencia dispuesta por el presidente de Mozambique (incluida la invitación a reducir la movilidad de las personas y el cierre de algún mercado "no imprescindible") está ya provocando la pérdida de trabajo y la crisis económica de las familias que viven sobre la base de una gestión financiera ligada al "día a día". Ha sido indispensable empezar a distribuir ayuda alimentaria a familias con muchos hijos, a personas sin trabajo, a personas que padecen enfermedades crónicas y a personas de la calle.

QUE PUEDES HACER

Apoya un proyecto

Gracias a su apoyo, podremos seguir estando al lado de muchas personas pobres en Mozambique